Categorías
Curiosidades

En caso de accidente de coche autónomo, ¿quien es el responsable?

El avance en el sector del automóvil está provocando que aparezcan sistemas más propios de películas de ciencia ficción. Cosas tales como pantallas de tamaño considerable, controles electrónicos que pueden actuar en caso de emergencia, situación y control de tráfico por satélite y hasta sistemas que permiten circular sin tener que accionar nada más que el volante. De hecho, hay desarrollos que ni siquiera requieren de algo así.

 

La llegada del coche eléctrico, también está favoreciendo la aparición de otros sistemas, aunque su desarrollo ya se estaba fraguando con los motores convencionales. Hablamos de la conducción autónoma; coches que se mueven solos sin ninguna necesidad de una persona dirigiendo sus mandos. Incluso podemos ir más allá, con automóviles que ni siquiera necesitan una persona en su interior para desplazarse.

 

vender mi coche en yamovil

El desarrollo de la conducción autónoma está muy avanzado. Existen actualmente modelos capaces de circular por autopista sin que sea necesario accionar sus mandos; los sensores, radares, cámaras y un cerebro electrónico muy evolucionado, permiten que muchos fabricantes hayan logrado vehículos casi autónomos al 100%. Queda mucho todavía por pulir, pero la tecnología existe.

coche-autonomo-accidente (2)

De entre las cosas que quedan por aclarar, la más importante es la que afecta a la circulación de estos vehículos. Para la mayoría de responsables del sector del automóvil. el coche autónomo es el futuro de la movilidad, cuyo mayor logro será la reducción total de los fallecidos en accidente de tráfico. No obstante, es evidente que el coche autónomo convivirá con los coches convencionales y habrá que reescribir muchas de las normas de tráfico.

vender mi coche en yamovil

 

Actualmente, una de las preguntas más frecuentes tiene que ver con los coches autónomos y los accidentes. ¿Quién sería el responsable en caso de accidente de un coche autónomo? Es una cuestión interesante y muy importante para el correcto desarrollo de estos sistemas de conducción. Pero el caso, es que ahora mismo, ni la legislación ni los seguros están preparados en caso de incidente con uno de estos coches involucrados.

 

La legislación culpa, automáticamente, a la empresa o persona física propietaria en caso de accidente, en el cual, esté involucrado un coche autónomo en modo automático. Las aseguradoras tampoco ofrecen ningún tipo de póliza donde se contemple que la máquina puede conducir. No se puede demostrar a ciencia cierta quien conducía en el momento del accidente hoy día y por ello, en el futuro, los coches deberán equipar alguna clase de sistema que registre lo que ocurre. Algo así como una caja negra.

 

Uno de los problemas, es que se baraja la implantación de sistemas de cámaras para registrar lo que ocurre, pero pone en serio riesgo la privacidad e intimidad de los ocupantes. En mayo de 2018 entrará en vigor una nueva directiva europea que regulará la protección de datos, mientras que algunos fabricantes de vehículos, pide que además, se actualice la Convención sobre Seguridad Vial de Viena (que no contempla la circulación de vehículos autónomos, para aclarar la responsabilidad en caso de accidente).