Categorías
Sin categoría

¿Cómo actuar en un adelantamiento?

Manejar un vehículo a ciertas velocidades, por lugares por donde transitas otros vehículos, personas y hasta animales, supone asumir una serie de riesgos que al final, requieren de unas pautas y normas para asegurar la convivencia y minimizar los riesgos. El problema es que cada persona es un mundo y al final, las decisiones de cada uno, el entorno, el vehículo y hasta la propia educación de cada usarios de la vía influye en los sucesos que acontecen durante la conducción.

 

Todos vamos a la autoescuela para que nos enseñen tanto las normas como ciertos trucos a la hora de manejar un vehículo, aunque hay cosas que sólo se aprenden con la experiencia. Hay muchas personas que se saltan a la torera algunas normas de tráfico, incluso algunas normas de convivencia no escritas pero que todo el mundo conoce y en teoría, respeta. Esto conlleva una serie de problemas e incomodidades. Cosas que conduciendo un vehículo pueden derivar en un accidente, con todo lo que ello conlleva.

vender mi coche en yamovil

 

De entre todas las acciones que más experiencia requieren y más peligro acarrea, está el adelantamiento en carreteras de doble sentido. Se trata de una de las maniobras más peligrosas de cuantas se llevan a cabo durante los desplazamientos y además, muchas de las veces se realizan como si tal cosa, sin analizar los riesgos ni el posible resultado de un accidente a ciertas velocidades. En según qué circunstancias, para adelantar con seguridad se necesita experiencia, paciencia, decisión y por supuesto, educación. El vehículo también influye, un motor potente hará la maniobra más rápida y fácil, pero la experiencia ayuda en las ocasiones donde el motor no es muy potente.

 

vender mi coche en yamovil

Como no todo el mundo tiene la experiencia, ni la educaciones ni tampoco la precaución necesarias, vamos a dar una serie de normas o pautas para poder que la maniobra de adelantamiento sea lo más segura posible.

 

Adelantamientos en carretera

 

Adelantando

  • Mira, mira y remira. Antes de hacer nada, ni siquiera indicar la maniobra, mira, pero no una, ni dos, mira tantas veces como haga falta. Cerciórate de que no viene nadie de frente, que ningún otro coche ha iniciado la misma maniobra y ojo con las motos, son muy ágiles y muy rápidas. Puede que cuando mires para realizar la maniobra no haya ninguna, pero que al comenzar esté ahí al lado tuyo. Asegurate de que hay hueco delante del vehículo que queremos adelantar, que puedes abortar en caso de peligro y que serás capaz de realizar la maniobra antes de que se termine la zona de adelantamiento.

 

  • No te confíes. Importantísimo es tener las cosas claras y no ponernos en tensión, pero un exceso de confianza puede jugarnos una mala pasada. Asegurate de que el vehículo de delante al que vamos a adelantar esta al tanto de lo que queremos hacer usando todos los medios posibles (el código de circulación permite usar las ráfagas y usar el claxon para avisar de la maniobra) y por supuesto, mantén el motor en unas revoluciones adecuadas para una buena respuesta. Si es gasolina, mantén la aguja del cuentarrevoluciones por encima de las 2.500 rpm (entre el 2 y 3 mínimo). Si es diesel, la aguja por encima de las 2.000 rpm. Reduce una velocidad siempre si es necesario y pisa a fondo una vez desplazado lateralmente (nunca antes, puedes perder la estabilidad del coche).

 

  • Distancia de seguridad. Cuando adelantes al coche no te pegues a él. Deja una separación de seguridad tanto lateral como a la hora de regresar al carril. La ley obliga a un mínimo de 1,50 metros, pero lo mejor es dejar el mayor espacio posible y no retornar al carril justo delante del coche, sino dejando cierto espacio.

 

  • Nunca por la derecha. Adelantar por la derecha está prohibido, ya que legalmente, se debe circular por ese carril y no deberías estar en otro diferente. Hay excepciones, como por ejemplo, que el vehículo que nos precede se dispone a girar a la izquierda, en cuyo caso podemos rebasar pero extremando las precauciones. Reduce la velocidad todo lo que se necesario, incluso por debajo del mínimo de la vía, en esas circunstancias no hay peligro de alcance ni la policía te dirá nada. Invade el arcén sin ningún problema, pero mira que no circulen ciclistas porque entonces ellos tienen preferencia y además, indica lo que tienes pensado hacer siempre.

 

  • Peatones y ciclistas. Puede que estemos en una zona donde hay mucha afluencia de ciclistas o peatones y estos siempre, y remarcamos SIEMPRE, tienen preferencia. No adelantes si no lo ves claro, no tienes suficiente espacio para dejar ese 1,50 metros de separación o si vienen otros ciclistas de frente. Modera la velocidad, el propio aire que desplaza el coche al moverse puede tirarlos al suelo o puedes asustarlos.

 

Que hacer en un adelantamiento

 

Siendo adelantado

  • No te muevas. Cuando estamos siendo adelantados el código de circulación dice que debemos facilitar el adelantamiento lo máximo posible, dejando de acelerar si es necesario y echándonos a la derecha. También debemos frenar si la situación lo requiere. No obstante, lo más recomendable es quedarse quieto, no moverse ni un ápice. Mantén la trazada y tu camino pero no aumentes la velocidad, algo prohibido por la ley y extremadamente peligroso, ni tampoco te muevas lateralmente.

 

  • Presta mucha atención. Una vez que se ha comenzado la maniobra de adelantamiento, el coche que adelanta tiene prioridad sobre nosotros pero eso no quiere decir que no le hagamos caso. Hay que vigilar sus movimientos ya que es posible que aborte la maniobra y requiera que le cedamos espacio para evitar un accidente (donde también nos veríamos implicados). Puede que tengamos que apartarnos porque está siendo muy temerario o conduce de forma errática o cualquier otra cosa que implique peligro de accidente.