Categorías
Consejos de conducción

¿Cómo viajar con mascota en vacaciones?

Son muchas las personas que tienen mascota en casa. Se convierten en parte de la familia, en uno más con quien compartir el día a día y cuando nos vamos de vacaciones, lo lógico es llevarlos con nosotros. Eso de dejarlas abandonadas o en un refugio/pensión es lo peor que puedes hacer, ¿dejarías a tus hijos o a tu pareja en un hotel mientras te vas de vacaciones? Pues esto es igual. 

Vamos a darte unos consejos para que te lleves a tu mascota contigo en las vacaciones de verano o en cualquier otro viaje y no se te pueda pasar por la cabeza ninguna de las opciones que hemos mencionado arriba. Son sencillos y si lo piensas detenidamente, completamente lógicos. 

  • Necesidades de la mascota. Como ser vivo, tiene una serie de necesidades vitales que hay que tener en cuenta. Al igual que paras por el camino para beber, ir al baño o estirar las piernas, tu mascota necesita exactamente lo mismo. Por otro lado, se recomienda que no coman en las 12 horas previas al viaje porque existe la posibilidad de mareos y vómitos, lo que haría que el animal lo pasara mal y a ti te tocará limpiar el coche antes incluso de llegar a ningún lado.
    Hay pastillas anti-mareo que se les puede dar y que ayudarán en el viaje. 
  • Transporte. Como las personas, los animales tienen diferentes tamaños y diferentes necesidades de transporte, habrá mascota que puedan ir en un transportín y habrá otros que no. Para los primeros se recomienda o bien algún tipo de sujeción para que no se mueva y esté más seguro en caso de colisión, o bien ponerlos en el suelo de las plazas traseras, que al haber poco espacio se quedarían semi encajados y no se moverían. Aquellos que no puedan ir en transportín deberán ir en el asiento trasero con su correspondiente arnés de sujeción (puede ser con enganche en los anclajes del cinturón o correas en los ganchos para bultos) o puede ir en el maletero, donde tendrá mucho más sitio pero irá menos seguro al no ir sujeto. Nunca ponerlos en el asiento del copiloto, el Airbag podría ser peligroso y podrían interferir en la conducción. De hecho, se recomienda instalar o bien rejas de separación o la típica red, que separe el conductor de la mascota para evitar este tipo de cosas. 
  • Paradas. Los animales no son tan racionales como las personas (supuestamente) y durante el viaje puede agobiarse y sufrir ansiedad y nerviosismo, además, también se fatigan como nosotros así que vigila de vez en cuando por el retrovisor a tu mascota y si ves que babea, para y que beba agua y se relaje con un pequeño paseo. 

Importante también es evitar que saquen la cabeza por la ventana, puede ser mortal para ellos y muy peligroso para el resto de usuarios.

Si quieres hacerle más llevadero el viaje puedes llevar en el coche algún juguete o algún efecto personal de la mascota para que tenga la sensación de estar en un lugar conocido y nunca, repetimos, nunca, dejes al animal solo en el coche a pleno sol y con las ventanas subidas, podría morir por un golpe de calor.