Categorías
Sin categoría

Consejos de conducción para alérgicos

Estamos ‘bordeando’ la llegada de la primavera, una época especialmente complicada por ser también la llegada de las alergias y con ellas, los estornudos incontrolados, molestias varias como picor o lagrimeo de los ojos y todo aquello que rodea a tan molestos síntomas. Es cierto que acudiendo a nuestro médico y tomando la medicación adecuada estas dolencias pasan a un segundo plano, pero si tienes que conducir hay ocasiones en las que puede ser un riesgo.

 

Pero que sea un riesgo no quiere decir que no debas ponerte al volante de un vehículo, sólo hay que seguir unas precauciones para que conducir sea una actividad más en el día a día y no serio problema. Precauciones que te vamos a contar a continuación. No te tomes todo esto a la ligera si eres alérgico, piensa que si tienes un ataque donde termines sufriendo una serie de numerosos estornudos repetidos, tanto la carretera como el control del coche quedan totalmente desatendidos, exponiendote a sufrir un percance importante.

 

vender mi coche en yamovil

Evitar los efectos de la alergia es el principal paso que debemos dar, pues los síntomas son inevitables y no tienen ningún remedio. Para evitar los efectos hay diversas fórmulas como los medicamentos, que son el remedio más común sea por receta médica o ‘genéricos’. Son eficaces contrarrestando síntomas como el picor, el enrojecimiento de los ojos o los estornudos. Pero conviene comprobar que no producen somnolencia, pues resulta uno de los efectos secundarios más comunes de los antihistamínicos.

 

De todas formas, podemos tomar otras soluciones para conducir siendo alérgicos si tener que estar medicado y evitar sus posibles efectos secundarios. Soluciones que te enumeramos a continuación. ahora, en tu mano queda como proceder.

vender mi coche en yamovil

 

  • Nunca automedicarse. Los efectos secundarios pueden ser peligrosos para la seguridad vial. Informar al médico de cabecera de la necesidad de conducir: él te recetará un tratamiento con los mínimos efectos de somnolencia.

 

  • Mantener un correcto mantenimiento de los filtros de polen.

 

  • Limpiar el coche siempre que se haya transportado a algún animal.

 

  • No beber ningún tipo de bebida alcohólica, ya que el alcohol podría acrecentar el efecto de somnolencia de los medicamentos.

 

  • Viaja con las ventanillas del coche cerradas para no respirar directamente el polen del exterior.

 

  • Es mejor no utilizar el aire acondicionado o en caso de tener filtro de polen, usarlo lo menos posible durante las épocas de máxima manifestación de los efectos.

 

  • Evita fumar, ya que podría agravar un ataque de tos o estornudos.

 

  • Es mejor empezar el tratamiento dos o tres días antes para dar tiempo de adaptación al organismo y que los efectos secundarios de los medicamentos sean menores.