Categorías
Sin categoría

¿Cuándo puedo usar el claxon?

Tenemos que reconocer, que una vez sacado el carnet de conducir, muchas normas se nos olvidan y circulamos por pura lógica y supuesta coherencia, algo que no siempre ocurre por desgracia. Es evidente que el hecho de no verse en la situación de cumplir ciertas normas porque no se da el caso, por costumbre o por un poco de ‘mano ancha’ de los agente de tráfico en contadas ocasiones, acaba por provocar el olvido. Pero, y esto se debe tener muy claro, el desconocimiento no exime de su cumplimiento.

 

Entre las normas más ‘olvidadas’, o podríamos decir que menos sanciones conlleva no cumplir, está la que regula el uso del claxon, el pito como se le llama popularmente. Podemos asegurar que más de la mitad de las ocasiones en las que se emplea dicho dispositivo, se está incurriendo en una falta sancionable. Y si no os creéis lo que decimos, es mejor que sigas leyendo porque las multas van desde los 80 euros, hasta los 6.000 euros sin violamos alguna norma de contaminación acústica.

 

vender mi coche en yamovil

Para empezar, vamos a enumerar cuando sí está permitido emplear el claxon sin miedo a que nos multen:

 

  • Para evitar un accidente y, de modo special, en vías estrechas con muchas curvas.

 

vender mi coche en yamovil
  • Para advertir, fuera de poblado, el propósito de adelantar al conductor que nos precede.

 

  • Para advertir su presencia a los demás usuarios de la vía, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 70, en el que se establece las circunstancias de circulación de un vehículo particular utilizado como vehículo de emergencias.

 

Hay otros casos en los que se puede usar según el Artículo 10 del Reglamento General de Circulación:

 

  • Excepcionalmente o cuando así lo prevea alguna norma de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, podrá emplear señales acústicas de sonido no estridente, y queda prohibido su uso inmotivado o exagerado.

 

Es decir, si en un semáforo, el coche que tenemos delante no inicia la marcha al ponerse en verde, no podemos tocar el claxon exageradamente. Es más, no podemos tocarlo. Tampoco podemos saludar al amigo que pasa por la acera y ni siquiera se puede usar cuando un coche aparcado en doble fila nos deja encerrados, aunque en estos casos los agentes suelen hacer la vista gorda.