Categorías
Seguridad

¿Debo cambiar los amortiguadores del coche?

Un automóvil, o cualquier otro vehículo realmente, es una máquina que se compone de miles de piezas. Muchas de esas piezas, como se ha comentado en alguna ocasión, se afectadas por otras y un funcionamiento deficiente en una, ocasiona errores o fallos donde menos te lo esperas. Elementos como la suspensión, por ejemplo, afectan casi a la totalidad del coche pues afecta a su comportamiento dinámico (como actúa el coche cuando se conduce), a los frenos, a la dirección, al consumo…

 

La suspensión es un elemento realmente importante en un vehículo, pero también uno de los más olvidados. Si bien es cierto que una suspensión puede durar toda la vida del coche, hay que tener en cuenta que hay factores que pueden influir negativamente en su estado, en su funcionamiento y en su efecto sobre el resto del coche. Es muy posible que no sea necesario sustituir los amortiguadores nunca, siempre que hagamos una conducción adecuada y realicemos una revisión de los mismos de vez en cuando.

 

vender mi coche en yamovil

El problema viene, principalmente, cuando la mayoría de los conductores no realiza una conducción adecuada ni una revisión de los amortiguadores cada cierto tiempo. Si nos olvidamos de revisar la presión de las ruedas, ¿qué podemos esperar de la suspensión? El hecho de pasar los badenes de las ciudades sin frenar no sólo acarrea golpes en los bajos (fijáos en las salidas de dichos badenes), sino un desgaste y un estrés innecesario para la suspensión. Superar baches o roturas de asfalto sin cuidado supone el mismo problema, al que deberíamos añadir un desgaste excesivo de los neumáticos. Aparcar en con medio coche subido en la acera obliga a la suspensión a trabajar en exceso sin motivo… podríamos seguir así mucho tiempo, con infinidad de cosas que se llevan a cabo y son nefastas para la suspensión.

 

Un amortiguador se comprime entre 5.000 y 7.000 veces por minuto, unas cifras que si lo pasamos a horas, alcanza las 300.000 compresiones. Es decir, en un viaje de, por ejemplo, cuatro horas, tendríamos 1.200.000 compresiones. Es una cifra espectacularmente alta que asciende hasta los 420.000.000 de compresiones en unos cuatro años o 60.000 kilómetros. Y aún así, con un mínimo de cuidado, seguirán funcionando como el primer día. ¿Cuales son estos cuidados?

vender mi coche en yamovil

 

  • Comprobar el estado cada 20.000 kilómetros. Se puede aprovechar cada revisión que se realice para darles un vistazo. Si existen fugas de aceite será necesaria una sustitución.

 

  • No sobrecargar el vehículo en exceso y nunca superar el máximo admisible que se indica en la ficha técnica del coche.

 

  • Baches, badenes y bordillos siempre con cuidado y a velocidad moderada. No aparcar subido a la acera.

 

  • Si llevamos remolque los amortiguadores sufren mucho más. Conviene revisarlos más a menudo. sobre todo los traseros.

 

  • El hecho de circular por zonas húmedas o con sal (zonas de costa o zonas de montaña con fuertes nevadas), es conveniente fijarse que no tienen oxido.

 

  • Una conducción deportiva y brusca también supone un estrés para los amortiguadores.