Categorías
Sin categoría

¿Qué mantenimiento tiene el aire acondicionado?

Que gustazo da entrar en el coche, poner el motor en marcha y conectar el aire acondicionado. Un placer que se torna en frustración cuando, de golpe, no sale aire frío por las toberas de ventilación del habitáculo. Y mientras tanto, seguimos pasando calor en el coche.

 

Bien, esto se debe a lo más común del mundo: la falta de mantenimiento. Si, efectivamente el aire acondicionado requiere de un mantenimiento. Básicamente, como cualquier otro elemento del coche, pues este sistema tan apreciado en verano (y tan útil en invierno para desempañar ventanas) funciona gracias a una serie de componentes que deben ser revisados, cuidados y sustituidos cuando llega el momento.

 

vender mi coche en yamovil

Por un lado, tenemos el filtro de polen. Es sencillamente un filtro de aire que evitar que entre polen y otras partículas en el habitáculo. Obviamente, esa función provoca que se ensucie y requiera un cambio periódicamente para que funcione todo correctamente.

 

En el otro lado tenemos el líquido refrigerante, al que todo el mundo llama ‘gas’ pero no es gas. Realmente, este elemento no se gasta, si eso ocurre es que hay una fuga en algún lugar y debe ser reparada. Sin embargo, recargar ‘el gas’ en algún taller es algo muy normal, aunque no debería ser antes de los cuatro o cinco años, es posible que nunca se necesite cargar de nuevo en toda la vida del coche o que se necesiten 20 años.

vender mi coche en yamovil

 

Parecen poca cosa, y es que son poca cosa, pero requiere de cierta supervisión para que nuestro sistema de aire acondicionado funcione correctamente. Un filtro de polen, ya instalado, no cuesta más de 20 euros e incluso podemos cambiarlo nosotros desde 10 euros, mientras que cargar el sistema de aire acondicionado suele tener un coste mínimo de entre 40 y 60 euros y se hace imprescindible acudir a un taller especializado.