Categorías
Curiosidades

¿Es necesario retirar la bola de remolque cuando no se usa?

La bola de remolque es un tema que siempre acaba provocando una discusión, ya sea en torno a su empleo, a que hacer con ella cuando no se usa o bien, la más común de las situaciones, porque se ha destrozado un coche con ella. Y hemos dicho bien, ‘destrozar’.

 

Debemos tener en cuenta que la bola de remolque y su sujeción al vehículo que hace de tractor, están pensados, diseñados y construidos para lidiar con mucho peso, así como una serie de torsiones y esfuerzos de grandes proporciones. Cuando impactan contra otro vehículo, sea en zonas de chapa o en los paragolpes fabricados por lo general, con materiales plásticos, los daños causados pueden ser muy severos.

 

vender mi coche en yamovil

Para quien las lleva montadas puede resultar toda una bendición cuando no están arrastrando un remolque, pues cuenta con una especie de escudo que evita roces, golpes o cualquier otro inconveniente típico de aparcar. No obstante, para quienes se encuentran con un coche con bola de remolque puede ser un serio handicap y no es nada del otro mundo ver, como un automóvil con bola de remolque acaba arrancando el paragolpes de cuajo a otro.

 

Bola de remolque

vender mi coche en yamovil

Se puede decir, que una bola de remolque acaba siendo un gancho que todo se lo lleva. Es por ello, por los diversos incidentes con la bola de remolque montada cuando no se usa, que se han dado muchas denuncias y muchas peticiones sobre una normativa que obligue a retirar la bola de remolque cuando no se está usando.

 

Tras leer el anterior párrafo seguro que sabes la respuesta a la pregunta. ¿Es obligatorio retirar el enganche para remolque cuando no se usa? Por suerte para quienes lo lleven montando no, no es obligatorio quitar la bola de remolque cuando no se usa. Existen casos en lo que se pueden recibir sanciones, pero se centran en el mal uso de la misma como por ejemplo, que se dificulte la visión de la matrícula.

 

Muchas asociaciones y conductores reclaman una regulación más específica al respecto y que se potencie el uso de las bolas de remolque retráctil o desmontables. Pero por ahora, y tirando de frases populares, como el que oye llover y todo continúa igual. Es decir y sin miedo a repetirnos: no es necesario retirar la bola de remolque cuando no se está usando.