Categorías
Curiosidades

¿De qué depende el precio del seguro?

Tener un automóvil o cualquier otro vehículo puede llegar a ser una necesidad. Hay familias que dependen del transporte privado para muchos quehaceres, mientras que otras personas tienen un coche por puro capricho, ya sea afición o por imagen. Pero en todos los casos tener un automóvil supone una serie de gastos obligatorios si queremos poder circular.

 

Muchos de ellos, como el gasto en combustible, están más que asumidos por todos. Otros, como el impuesto de circulación, no son del agrado de muchos conductores pero es fácilmente asumible. Pero en cambio, uno de los gastos más importantes de todos, aquel que conlleva la contratación de un seguro, es el que menos aceptado esta entre todos los usuarios. Se trata del gasto más elevado de todos (sin contar posibles reparaciones ni pagar el propio vehículo), el que más cuesta cubrir por la cuantía y el que más problemas conlleva.

 

vender mi coche en yamovil

Para circular legalmente por las carreteras españolas es, obligatorio por ley, tener un seguro contratado. Este seguro debe cubrir, como mínimo, lo que se denomina como ‘responsabilidad civil’ y evidentemente, los precios varían mucho según la compañía y según muchas otras cosas. Pero, ¿de qué depende el precio del seguro?

 

Precio del seguro

vender mi coche en yamovil

 

El precio del seguro de coche puede variar por multitud de factores que van desde los años de experiencia del conductor, hasta la gama del modelo que se posee. Pero no solo eso, la lista de cosas que influyen en el precio es bastante larga. Por ejemplo, un coche deportivo y potente siempre tendrá que pagar más por el seguro. Pero un modelo urbano, de pequeño tamaño y potencia contenida, se encontrará con el caso contrario. Un vehículo familiar también tendrá una póliza hasta cierto punto accesible.

 

A estas cuestiones debemos sumar marca y modelo. Un Mercedes siempre saldrá más caro de reparar que un SEAT. Los accesorios son algo que también afecta al coste de contratar un seguro e incluso el color puede ser determinante pues según estadísticas, los coches de colores fuertes como el amarillo y el rojo tienen un mayor índice de siniestralidad. Eso al menos dicen las aseguradoras.

 

Por otro lado, el uso al que vaya destinado el vehículo también influye.Cuantas más horas de uso, mayor riesgo de sufrir un accidente y por tanto, mayor coste del seguro. Además, si usamos el coche por ocio, para trabajar o como vehículo familiar es otro de los puntos que emplean las aseguradoras para establecer los precios. Y ya para rematar, la ubicación de la vivienda también es otro elemento que hace del seguro un gasto más elevado pues las compañías analizan el riesgo y el nivel de delincuencia de la localidad, así como la siniestralidad de la zona.

 

Seguro de coche

 

Y algo que todos sabemos: disponer o no de garaje y la edad son temas determinantes. Dejar el coche en la calle lo exponen a más riesgo que dejarlo en un garaje y si este es privado, el precio es mucho más favorable. Lo mismo ocurre con la edad. Si el conductor es un joven veinteañero el seguro es más caro que si se trata de un padre de familiar con 40 años de edad.

 

Cómo se puede ver, los aspectos que influyen en el precio del seguro son muchos pero sobre todo, el historial del conductor es el más importante. No importa que tengas un coche pequeño y poco potente. Ni que poseas garaje privado. Tampoco importa que residas en una zona de baja delincuencia y poca siniestralidad; si el historial de accidentes es elevado, la primera del seguro será muy alta.