Categorías
Normativa

¿Puedo conducir un coche sin carnet?

A la pregunta de si se puede o no, conducir un coche sin carnet, la respuesta es fácil y rotunda: no. No es posible conducir un coche sin carnet a no ser que sea en circuito cerrado al tráfico, en una finca particular o situaciones semejantes. Aunque también se puede optar a los llamados «coches sin carnet». 

 

Pero. ¿como conducir un coche sin carnet? Bien, para empezar hay que tener claro que es de ‘sin carnet’ no es del todo cierto. Legalmente no se les considera coches sino cuadriciclos ligeros, una categoría que también abarca los quads y ATV. Por tanto, si quieres conducir uno de estos vehículos en España tienes que obtener el permiso de ciclomotor, ahora denominado como ‘permiso AM’. Es una licencia sencilla de conseguir y no se le considera un carnet como ocurre con otros permiso, ya sea el A1 o cualquiera de ahí hacia arriba.

 

Si queremos optar a esta licencia debemos tener al menos 15 años de edad, superar un test psicotécnico, aprobar un examen teórico de 20 preguntas y realizar dos sencillas pruebas prácticas como son un cambio de sentido y un estacionamiento. En caso de tener cualquier otro permiso superior al AM, podremos conducir un ‘microcoche’ sin ningún tipo de examen previo. 

 

Una vez obtenido el permiso, su conducción es tremendamente sencilla. Se manejan de forma similar a un coche automático, es decir, sólo tienen acelerador y freno, eliminando directamente el pedal del embrague y el selector de una caja de cambios manual. Esto, unido a su contenido tamaño, lo convierten en un vehículo que no requiere habilidades especiales para circular, como tampoco las requiere para aparcar ni para circular marcha atrás por su buena visibilidad. 

 

El ‘coche sin carnet’ tiene muchas ventajas sobre un ciclomotor al uso. Son vehículos de cuatro ruedas y por tanto, más estables que una pequeña moto. Si llueve no te mojas, son más seguros en caso de accidentes y no pasas frío al ir protegido por la carrocería y contar con calefacción. De hecho, lo más equipados incluyen hasta aire acondicionado, por lo que tampoco pasarás calor. Además, son especialmente fáciles de conducir por su reducido tamaño, su contenida potencia y por la ausencia de caja de cambios manual.

 

Sólo debemos tener en cuenta sus limitaciones. Por ejemplo, su velocidad está limitada a 45 km/h, un hecho que les prohíbe tajantemente, circular por autopistas y autovías, pero permite circular por carreteras convencionales como con cualquier ciclomotor, yendo por el arcén o lo más a la derecha posible.