¿Puedo ‘engañar’ al alcoholímetro?

engañar-alcoholimetro

12 Dic ¿Puedo ‘engañar’ al alcoholímetro?

Internet, además de ser una de las mayores fuentes de información que podemos tener, también es la mayor fuente de bulos y mitos respecto a casi cualquier cosa. Lo peor de todo, es que las mayores falsedades tienen que ver con cosas tan importantes como es conducir después de haber consumido alcohol. 

 

Todos sabemos que conducir tras haber tomado bebidas alcohólicas es un riesgo innecesario, pero también extremadamente peligroso tanto para nosotros mismos como para el resto de usuarios de la vía. Por eso llama la atención que todavía haya conductores que se atreven a ponerse al volante en condiciones claras de alcoholismo y que además, se busques forma de burlar los controles. 

 

Este apartado es importante, pues internet está lleno de información totalmente falsa respecto a diferentes formas de engañar a los apartados que emplean las fuerzas de seguridad. No hay nada que pueda burlar en análisis de alcoholímetro, por mucho que en la red de redes se afirme lo contrario. 

 

De nada sirve tomar café o caramelos, tampoco sirven las duchas frías como se dice por ahí, así como tampoco sirve para absolutamente nada beber agua, tónica o tomar cualquier otro líquido. El alcoholímetro analiza el aire alveolar, es decir, directamente desde lo más profundo, o casi, de nuestros pulmones, las sustancias y métodos que hemos mencionado no afectan al aire alveolar. 

 

También hay bulos sobre masticar césped (sí, pastar como las vacas), chupar la batería del teléfono móvil o beber aceite. Incluso hay quien asegura que ciertos medicamentos son capaces de reducir el alcohol que mide el aparato de la Guardia Civil, pero es completamente falso y, además, bastante peligroso. Dichos medicamentos, de venta online en sitios de dudosa confianza, pueden aumentar los efectos del alcohol, producir una reacción peligrosa como un ataque de alergia o incluso dar positivo en control de drogas, que viene igual o peor que conducir ebrio. 

 

La mejor forma de no dar positivo en control de alcoholemia es, sencillamente, no consumir alcohol si vamos a conducir. Y si hemos ingerido bebidas alcohólicas,que conduzca otra persona que no las haya tomado. Si no es posible, lo mejor es esperar a que se pasen sus efectos, aunque eso te puede llevar hasta cinco y seis horas ya que el cuerpo humano elimina 0,20 gramos por litro de sangre por cada hora y el límite es de 0,5 gramos por litro de sangre para conductores particulares (0,25 miligramos por litro de aire espirado) con multas de hasta 1.000 euros, seis puntos del carnet y de tres a seis meses de prisión, privación del derecho de conducir de uno a cuatro años o bien, trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días o multa de seis a doce meses.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.