Categorías
Sin categoría

¿Reprogramación de la centralita? ¿Qué es eso?

Desde hace ya bastantes años, desde los 90 aproximadamente, hay un tema que se menciona mucho entre los usuarios: la reprogramación del motor. Evidentemente, hablamos de reprogramación de la centralita electrónica, el ‘cerebro’ que gestiona mil y una funciones de nuestro coche y del propulsor y que con conocimientos, un ordenador y algo de sentido común, permite modificaciones en busca de más potencia y mejores prestaciones, llegando a lograr también consumos más contenidos.

 

Al menos así es como se vender las ‘repro’, abreviatura empleada por los aficionados al motor para referirse a la reprogramación. Pero como suele ocurrir, las se deben coger ‘con pinzas’. Es decir, antes de hacer nada, mejor informarse y mucho más cuando hablamos de automóviles, pues podríamos provocar una avería importante y el coste de la reparación seguro que se encuentra a juego con dicha avería. Y eso sin contar con temas legales, que los hay.

 

vender mi coche en yamovil

Saber que es una reprogramación no tiene misterio, la propia denominación lo deja totalmente claro: cambiar la programación. Las centralitas de los coches modernos y desde hace ya más de 20 años, permiten modificar toda clase de parámetros como puede ser cuánto combustible entra en el motor y además, cuando lo hace. Se puede cambiar el momento en el que salta la chispa, se puede hacer que a bajas revoluciones y que a la hora de subir el régimen cambie a otro parámetros distintos. Controla el acelerador, controla la temperatura del motor, la densidad del aire (muy importante a la hora de quemar combustible)…

 

Chip tuning

vender mi coche en yamovil

 

Cuando los fabricantes diseñan y desarrollar un coche, suelen tener en cuenta todo tipo de situaciones, o casi. Se busca que cualquier vehículo soporte el peor trato posible y por eso, todos los componentes tienen mucho margen. Esto quiere decir que se podría sacar mucho más de cada elemento, como el motor. Eso permite que, si sabes como, puedas sacar algo más de prestaciones. Según las empresas que se dedican a esto, el margen de mejora es especialmente amplio en muchos apartados, como las cifras de potencia y par, así como en el consumo. Y no hace falta tocar ni una sola pieza del motor, solo conectar un ordenador y tener el programa y los conocimientos adecuados.

 

Si mi coche puede conseguir más potencia y menos consumo con tocar ‘dos teclas’. ¿por qué el fabricante no lo hace así? Por un lado si que lo hace. Hay muchos modelos que con el mismo motor, ofrecen diferentes niveles de potencia, pero por otro, se busca fiabilidad mecánica. Si con la reprogramación aumentamos en exceso la potencia del motor, la fiabilidad bajará en consecuencia y podremos sufrir averías siendo lo normal, una reprogramación que aumenta la potencia un 10% respecto a la original, tendrá menos problemas que una que eleve la cifra un 50%.

 

¿Interesa una reprogramación? Pues definitivamente, depende de cada persona. Habrá gente que crea que es necesaria y otra pensara que si el fabricante no lo ha hecho así antes es por algún motivo. Lo si se debe tener claro, es que una reprogramación ‘suave’ no afecta en demasía a la fiabilidad y nos ayuda a bajar los consumos al permitir una conducción más eficiente (más par). También hay que saber cuándo hacerla, porque si tu coche tiene un motor atmosférico (sin turbo), no merece la pena porque las ganancias serán mínimas. Los motores turbo, ya seas diésel o gasolina, si que ‘aceptan’ muy bien una reprogramación y las prestaciones pueden subir espectacularmente aunque, ya sabes, si nos pasamos, romperemos muchas cosas.