Categorías
Normativa Seguridad

¿Sabías que los coches eléctricos tendrán que hacer ruido?

Los coches eléctricos poco a poco irán poblando las calles de nuestras ciudades. Gracias a su llegada, la contaminación bajará, tanto la ambiental como la acústica, aunque todavía quede mucho trabajo por hacer. No obstante, los fabricantes apuestan cada día más por su implantación y el futuro apunta hacia una movilidad totalmente eléctrica.

 

Abandonar los motores de combustión por motores eléctricos tiene muchas ventajas, como poder cargar el coche en nuestra propia casa o unos gastos de mantenimiento más contenidos. Pero se ha presentado un problema que ha requerido de una solución un tanto llamativa.

 

vender mi coche en yamovil

Los coches eléctricos, por el funcionamiento de su motor, no emiten ningún tipo de ruido, su circulación es totalmente silenciosa. Debido al funcionamiento del motor de combustión, que si emite ruido, las personas nos hemos acostumbrado a notar su presencia antes de verlos precisamente por ese ruido. Esto está provocando algunos problemas en ciudad, donde los peatones no se percatan de la presencia de un coche y suceden algunos imprevistos e incluso atropellos.

 

Según algunos estudios, un peatón tiene un 20% más de posibilidades de ser atropellado por un coche eléctrico y sólo tiene un segundo y medio para reaccionar para evitar un atropello si se cruza con un coche eléctrico, que esté a ocho metros de distancia y circule a 30 km/h. Además, los dos mayores organismos dedicados a la seguridad de los vehículos, Euro NCAP y la NHTSA, han dado la voz de alarma sobre esta situación tras diversos ensayos.

vender mi coche en yamovil

 

Por esto, la Unión Europea ha decidido implantar una normativa que obliga a los coches eléctricos a emitir un ruido cuando circulen. Parece un contrasentido, ya que los nuevos vehículos movidos por electricidad ayudarían a remitir la contaminación acústica de las grandes ciudades, pero el riesgo de atropello es mayor y a partir del 1 de julio de 2021, todos los coches eléctricos deben contar con un avisador acústico. Este dispositivo tendrá que funcionar a velocidades de hasta 30 km/h, ya que se considera que a partir de ahí el ruido que emiten los neumáticos al rozar con el asfalto es suficiente para advertir su presencia.