Categorías
Sin categoría

¿Cómo sacar el coche atrapado en el barro?

Quedarse atrapado en el barro no es algo que nos suceda todos los días. Rara vez circularemos por zonas que tengan el suficiente barro para impedirnos seguir adelante, así que por tanto, es lógico que no sepamos reaccionar ante la situación. Pero no pasa nada, nosotros te vamos a contar cómo debes hacerlo y a tirar por tierra algunas ‘leyendas urbanas’.

 

De primeras, tenemos que aligerar el coche todo lo posible. Es decir, todos los acompañantes tiene que salir del coche, pero además, debemos sacar las maletas, soltar el remolque en caso de llevar, quitar las cosas de la baca si la tenemos instalada… sólo debe quedar el conductor. Hay una ‘leyenda urbana’ que dice, erróneamente, que uno de los pasajeros se siente en el capó del coche para generar mayor peso en las ruedas tractoras. No sirve nada. Bueno sí, para abollar el capó.

vender mi coche en yamovil

 

Lo siguiente recomendable es bajar la presión de las ruedas. Es muy sencillo y simplemente debemos quitar el tapón y presionar la válvula. Ojo, no debemos quitar demasiado aire, pues el remedio será peor que la enfermedad y no podremos circular por asfalto con seguridad. Es obvio que después tendremos que acudir a llenar de nuevo de aire la rueda. Tras esto, deberíamos calzar las ruedas delanteras (o las traseras si es propulsión). Para ello, aunque parezca una locura, sirven las alfombrillas del coche. Luego habrá que lavarlas, pero te permitirá salir del barro. Poner toallas como dice otra ‘leyenda urbana’ no sirve de nada, sólo para mancharlas y que se enreden en el eje delantero. Si hay palos, piedras o maderas, adelante con ello. También pueden servir las cadenas. Igualmente podemos retirar barro de la zona con las manos, con palos o lo que se tenga a mano. El objetivo es dejar una zona lisa para conseguir agarre para las ruedas.

 

vender mi coche en yamovil

Acabado con todo esto, toca conducir. Importantísimo evitar acelerones bruscos, así conseguiremos que el coche se hunda más. Hay que hacerlo con suavidad, trabajar de forma suave tanto con el acelerador como con el embrague. Es importante que el motor tenga un régimen de giro elevado, pero sin acelerar bruscamente, sino poco a poco. Mover el volante buscando tracción también ayuda a salir del barro una vez iniciada la marcha. Pero no pares a recoger nada, primero sal del barro y luego ya podrán subir los demás y volver a meter el equipaje.