Categorías
Sin categoría

Qué hacer si se nos pincha una rueda

Siempre se dice que conducir un vehículo está siempre rodeado de riesgos, y tiene toda la razón. Manejar un automóvil en un ambiente donde reina la tensión y muchas veces, la falta de respeto, circulando a velocidades elevadas y con muchas otras variables afectando a nuestras decisiones se postula, como se puede comprobar cada día, es una situación de riesgo. Aunque la gente lo tenga como algo normal, ponerse a los mandos de un vehículo es peligroso desde el minuto uno.

 

Y todo eso sin contar por ejemplo, con la posibilidad de lluvia, carreteras degradadas o simples contratiempos como pinchar una rueda. Una situación que supone muchísimo riesgo cuando nos sucede en carreteras convencionales con poca visibilidad o el autopistas, donde se circula a velocidades muy elevadas. Por eso, vamos a darte unos consejos de como actuar en caso de tener un pinchazo.

 

vender mi coche en yamovil

Parar lo antes posible. Si notamos que hemos pinchado una rueda, no debemos continuar circulando y debemos parar cuando antes. DEbemos hacerlo siempre y cuando la vía lo permita, ya que es peligroso conducir en estas condiciones pero también es peligroso parar en cualquier lado.

 

Apartarnos todo lo posible. No se debe parar en medio de la calzada ni con el coche pegado a la vía. Siempre que sea posible, el coche debe situarse lo más alejado posible de la carretera para evitar cualquier tipo de accidente como una colisión. Además, puede darse el caso de que hayamos pinchado la rueda que da al lado de la carretera lo que supone tener que invadir la calzada para cambiarla.

vender mi coche en yamovil

 

Máxima seguridad ante todo. Nuestra seguridad es lo más importante. En caso de que no haya espacio suficiente para cambiar la rueda pinchada bajo unas medidas de seguridad, hay que llamar a una servicio de asistencia en carretera.

 

Importantísimo señalizar. Se trata de una acción que todos los conductores, o la gran mayoría, realizan mal. Los triángulos deben colocarse a 50 metros del coche y 50 metros no son ‘50 pasos’, es mucho más. Que los triángulos estén bien colocados nos puede salvar la vida, ni más ni menos.

 

Repetimos, ¡señalizar!. Para reforzar todavía más la señalización realizada con los triángulos, debemos poner las luces de emergencia o ‘warning’ para que se nos vea todavía más. Toda precaución es poca.

 

Los ocupantes, mejor fuera del coche. No es necesario quedarse fuera del coche, podemos esperar a la grúa dentro del automóvil si fuera necesario. Pero si existe la posibilidad, mejor quedarse fuera y un poco apartado por si pudiera ocurrir un impacto. Y por supuesto, todo el que salga del coche debe usar los chalecos reflectantes.