Categorías
Sin categoría

Sistema de distribución. ¿Qué tipos hay?

No podemos negar que el automóvil es una máquina que todos empleamos. Con un mínimo de formación, cualquiera puede manejar un coche con mayor o menor soltura pero de entrada, no conlleva misterios. Así al menos lo ve el común de los conductores aunque en realidad, un coche es una máquina realmente compleja.

 

cualquier coche, por pequeño y sencillo que sea, está compuesto por cientos de piezas y componentes a los que debemos añadir múltiples sistemas electrónicos y eléctricos en las unidades más modernas. Cuando todo funciona como cabe esperar, disfrutamos de un medio de transporte excelente, cómodo y rápido. cuando ocurren problemas, puede ser un quebradero de cabeza sobre todo si es electrónico.

 

vender mi coche en yamovil

Otro punto a tener en cuenta y que por desgracia, no se hace como debería, es el mantenimiento. Según el tipo de coche, podemos gastarnos realmente poco en el cuidado del mismo o por el contrario, auténticas fortunas. Marcas como Ferrari o Aston Martin por poner unos ejemplos, no sólo son caras de adquirir, sino que son extremadamente caras de mantener. Algo que no ocurre con las llamadas marcas ‘generalistas’.

 

Renault, Ford, SEAT, Honda; fabricantes que destinan sus productos a las masas, gastan mucho dinero en desarrollar coche cuyo mantenimiento esté al alcance de cualquiera. Aún y así, siempre hay apartados cuya complejidad hace que su mantenimiento o sustitución se más elevados. Caso de la distribución.

vender mi coche en yamovil

 

Se trata de un sistema aparentemente sencillo, compuesto por unas poleas y algo que las conecta entre sí como una correa de caucho o una cadena, que coordina el funcionamiento de todos los elementos del motor. Si por el motivo que sea, sufrimos una avería en la distribución, el resultado puede ser desastroso. Tanto como para vernos obligados incluso a cambiar el motor.

 

Es un sistema que actualmente tiene varios tipos:

Sistema de distribución

Correa dentada: Es el más común por su bajo coste de producción. Es muy silencioso y ligero, con unos componentes muy baratos de adquirir. No obstante, tiene como inconvenientes una sustitución periódica y una mayor posibilidad de rotura, aunque es realmente extraño que una correa rompa, pues están fabricadas con caucho, nylon y otros compuestos muy resistentes.

 

sistema de distribución

Cadena: Actualmente no es tan común como antes, pero se trata de un sistema similar a la cadena de una bicicleta, pero mucho más grande y resistente. Es más cara, emite más ruido y es más pesada, pero no existe posibilidad de rotura y teóricamente, no tiene mantenimiento. Teóricamente porque con el paso de los kilómetros y un uso indebido del coche, puede presentar holguras y provocar un funcionamiento deficiente del motor.

 

sistema de distribución

Cascada de piñones: Muchas personas lo conocen como ‘cascada de engranajes’ pero no es correcto, pues un engranaje es un conjunto de piñones (las típicas ruedas dentadas). Es un sistema tremendamente preciso y duradero, tanto como pueda durar un motor pero tienen un elevado coste de fabricación por su complejidad. Además, también es un sistema más pesado que los anteriores y mucho más ruidoso. Actualmente sólo se emplea en motores de motocicletas.