Seguridad infantil en coche: las diez claves

Mother and child in car safety seat

03 Jun Seguridad infantil en coche: las diez claves

Resumimos en diez puntos todo lo que debes hacer para garantizar la mayor seguridad de los niños cuando viajan en un vehículo.

 

1. Desde que nacen, en sillita
Desde que sale de la maternidad, si va a viajar en coche con su bebé, nunca lo lleve en brazos. No se recomiendan los capazos, salvo por razones médicas. Lo mejor es un sistema de retención infantil (SRI) adecuado, colocado en los asientos traseros del vehículo. Es muy importante hasta en el punto de vista legal, ya que los padres pueden hasta perder la custodia.

2. Elegir, instalar y sujetar bien
EL SRI debe elegirse en función del peso y la estatura del niño, más que de la edad, e instalarse en el vehículo de manera que vaya perfectamente anclado, sin moverse. Se recomienda el sistema de fijación Isofix, presente en muchos vehículos nuevos. Si no, el SRI debe ir sujeto con un cinturón de seguridad de tres puntos.

3. Mejor en sentido inverso
Por seguridad infantil, como explicaba este estudio del RACC, se recomienda llevar a los niños en la silla en el sentido inverso a la marcha el máximo tiempo posible. Si se puede y su estatura lo permite, hasta los 4 años o 18 kg. Si la sillita está colocada en el asiento del copiloto, nunca lleve el airbag conectado, le podría aplastar. El asiento central trasero es el más seguro (muchos coches no tienen Isofix en esas plazas).

4. Con cinturón
A partir de 135 centímetros de altura pueden empezar a utilizar el cinturón de seguridad, pero procura que sea de tres puntos y tenga cuidado de que la cinta inferior vaya sobre la cadera y la otra, apoyada en el hombro, nunca en el cuello. Los arneses o cinturón no deben ir retorcidos, ni holgados, ni doblados. Se recomienda que viajen detrás hasta los 14 años.

5. Entretenidos
Conviene ir provisto de agua, comida y elementos que mantengan a los niños entretenidos y ocupados en el trayecto, ya que sus protestas y llantos son un factor de distracción muy importante para el conductor.

6. Nunca solos
Si dejas a los niños solos en el vehículo, aunque sea por poco tiempo, pueden sufrir un golpe de calor en pocos minutos, aunque la temperatura exterior no sea demasiado elevada, especialmente los más pequeños. La temperatura corporal de un niño aumenta de 3 a 5 veces más rápido que la de un adulto por su menor reserva de agua. Hay incluso aparatos para no olvidarse a los niños en el coche.

7. No es un juego
No dejes que los niños jueguen con los elementos de seguridad. Los cinturones o arneses se pueden trabar si se tira inadecuadamente y si están mal colocados, holgados o retorcidos, no sólo no protegen bien, sino que pueden crear más peligro. Bloquea los mecanismos de apertura de las ventanillas y puertas. Asegúrese de que no asoman manos, pies o cabeza.

8. Dar ejemplo
El mejor ejemplo para el niño es el comportamiento adecuado del adulto. Ponte siempre el cinturón de seguridad y asegúrate de que tus hijos lo vean. Y nunca dejes objetos sueltos en el habitáculo. Las personas y los objetos, si no van sujetos, se pueden convertir en peligrosos proyectiles que pueden aplastarles.

9. Salidas seguras
Aparca siempre el vehículo junto a la acera y no desbloquees las puertas hasta que hayas estacionado definitivamente y no exista peligro para que tus hijos entren o salgan. Asegúrate de que los niños utilizan la puerta adecuada y salen sin correr.

10. Autobús con cinturón
Si los niños viajan en transporte escolar o discrecional, preocúpese de que el vehículo tenga cinturones (muchos ya cuentan con ellos). Uno de los principales riesgos de accidente está en la subida y bajada del autobús. Dentro deben evitar levantarse
del asiento con el vehículo en marcha.

Fuente: DGT desde (coches.com)

No Comments

Post a comment