Categorías
Sin categoría

Coches para jóvenes

No podemos negar que cuando nos dicen que hemos aprobado y que ya tenemos carnet de conducir, la emoción nos desborda. ¡Tenemos carnet de conducir! Ya somos adultos, hemos dejado de ser unos adolescentes y podemos viajar a donde queramos en cuanto nos hagamos con un coche. Esa es otra cuestión que nos llena de emoción y de ganas, dos cosas que mezcladas entre sí no siempre son buenas, pues hace que nos precipitemos al tomar decisiones

Con el carnet en la mano, llega el momento de buscar coche, pero no vale cualquier coche. Cuando empezamos a conducir, todavía no hemos desarrollado todas nuestras habilidades y hay cosas que pueden suponer un problema y un esfuerzo extra. De hecho, nunca se deja de aprender y de desarrollar nuevas habilidades al volante, ya que cada desplazamiento es casi una aventura por las cambiantes condiciones de la circulación. 

El caso es que un coche para un conductor novel debe tener ciertas características que, con el paso del tiempo, acaban demostrándose como un acierto total. Un conductor joven y con poca experiencia al volante no puede manejar ciertos vehículos, ya sea por potencia o por tamaño, su poca experiencia le pondría en aprietos rápidamente y la evolución como conductor y la experiencia al volante sería nefasta. 

vender mi coche en yamovil

Coches para jóvenes, ¿por donde empezar? 

Coches para noveles

Pongamos en situación, un chaval de 18 años con el carnet recién sacado está buscando su primer coche. Por supuesto, la emoción y las ganas desbordan y eclipsan cualquier otro punto coherente y se deja llevar por la situación. En estas circunstancias, es muy posible que la compra no sea la adecuada y que se acabe con un coche que no cubra las necesidades del conductor. Puede que sea muy grande, que gaste mucho combustible o que corra demasiado. Incluso pueden darse todas las condiciones mencionadas, sumadas a un mantenimiento muy elevado. 

Cuando somos jóvenes rara vez tenemos una capacidad económica desahogada, es posible que estemos en nuestro primer trabajo y que nuestro sueldo no sea elevado. Este debe ser el centro de nuestras decisiones próximas en lo referente a un vehículo, las capacidades económicas para hacer frente al mantenimiento del vehículo. Y no vale con poder llenar el depósito cuando sea necesario, hay que cubrir el seguro, los neumáticos, los impuestos, posibles averías… 

Luego hay que tener en cuenta donde se aparcará el coche. Si vivimos en un barrio muy concurrido y no tenemos garaje, influirá en el tipo de coche, en su tamaño y en el estado del vehículo. El ser un conductor novel nos hace más propensos a rozar el coche aparcando, a no aparcarlo correctamente y hacer que sea un potencial foco de roces o bien, es posible que no podamos aparcar a la primera y tengamos que hacer varios intentos, llegando a bloquear una calle durante unos minutos mientras se estaciona. 

vender mi coche en yamovil

Si tenemos garaje, será importante comprobar si existe sitio para maniobrar entre las columnas y si la entrada es suficientemente amplia para evitar rozar el coche y tener que hacer maniobras. Hay garajes en los que resulta muy complicado moverse con vehículos grandes, incluso para alguien con experiencia, así que comprobar como es el garaje y como se circula dentro será de mucha ayuda.

Los coches de segunda mano son la mejor opción para empezar

Coches para conductores novatos

La pregunta del millón, ¿cómo debe ser un coche para jóvenes? Hay muchas respuestas válidas a esta pregunta, pero se puede establecer una base sobre la que comenzar a buscar coches para jóvenes. Es posible que estés pensando que cualquier coche valdría para un conductor joven, pero las necesidades de las personas son muy diferentes, mundos completamente distintos, así que el mismo coche no siempre cumple con las funciones de dos personas, aunque se parezcan.

Un conductor joven suele tener una vida social muy activa, con viajes frecuentes, desplazamientos diarios, una vida digital muy importante y una economía justa. Todo esto se puede complir con una infinidad de vehículos, todos ellos disponibles actualmente en el mercado a precios bastante contenidos, pero como hemos dicho, cada persona es un mundo y es necesario analizar todas las posibilidades que se tienen al alcance. 

El primer paso, uno de los que más influirán en el coche que acabamos comprando, será si elegir un coche nuevo o un coche usado. Por nuestra parte, el coche nuevo quedaría descartado desde el primer momento. Los coches nuevos son increíbles, cargados de equipamiento y enormes posibilidades de conectividad, pero los precios son elevados y no siempre se podrá acceder al vehículo que nos guste. No importa que los concesionarios y las marcas ofrezcan financiaciones a medida, el precio seguirá siendo elevado y limitará mucho la elección. 

Por el contrario, el mercado de los coches de segunda mano ofrece un enorme abanico de posibilidades. Aquí ya no es tan importante el presupuesto, si no la paciencia y nuestras necesidades. El mercado de los coches de segunda mano permite tener acceso a muchos modelos distintos y a muchos coches baratos. Sólo debemos ser coherentes y mirar muchos coches, nunca debemos quedarnos con el primero que nos encontramos y se ajusta a nuestras necesidades. 

¿Cómo deben ser los coches para jóvenes?

Una vez tengamos claro dónde buscar, tenemos que saber qué debemos buscar. Este será el paso más importante de todos, pues marcará nuestra vida con el coche durante los próximos años. Si compramos uno que acaba dando problemas, ya sean averías o dificultades para conducirlo, nuestra experiencia será muy mala y habremos gastado una gran cantidad de dinero de mala manera. 

Los coches para principiantes deben ser, en primera instancia, pequeños. Cuanto más largo sea un automóvil, más complicado resulta controlar la parte trasera tanto para aparcar como para conducir o girar en determinadas calles. Además, los coches muy largos suelen ser también muy anchos. El coche para conductores noveles debe ser corto, así  se facilitan las maniobras y se callejea de forma más segura, ya habrá tiempo de comprarse un coche grande cuando hayamos acumulado algo de experiencia. 

Otro punto importante es que no sea muy potente. Un coche potente puede tener reacciones muy bruscas si no se acciona el acelerador como debe o si se acelera en exceso, por ejemplo, en una curva. También hay que tener en cuenta que cuanto más potentes es el motor de un coche, más caro es el mantenimiento y más caro es el seguro, igualmente, el consumo suele ser más elevado. 

El coche para noveles puede ser un SEAT Ibiza, un Ford Fiesta o un Hyundai i20. Coches con un tamaño justo, pero con un interior muy amplio y motores solventes pero que necesitan poco combustible. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *