El coche autónomo ya está casi a punto, según Volvo

Coche autónomo

14 Jun El coche autónomo ya está casi a punto, según Volvo

La electricidad es el futuro del automóvil, lo estamos viendo en infinidad de soluciones, fabricantes e incluso desde las administraciones, que apuestan y además, subvencionan, la movilidad sostenible y eficiente. La transición no será rápida, son muchas cosas las que se deben cambiar, pero se están dando los primeros pasos hacia ello que, por otra parte, es necesario.

Pero junto a la electrificación del sector, también se acompaña el futuro de la movilidad por la automatización. Es decir, se quieren crear automóviles que se muevan solos, sin que haya nadie a los mandos. Quieren que los coches sean autónomos y de hecho, ya se están poniendo en marcha vehículos capaces de circular por su cuenta y riesgo en algunas circunstancias. Y no hablamos de marcas de alto estanding como puede ser BMW o Mercedes, los modelos más modernos de Toyota, Ford, Peugeot… todo aquel que equipe sistemas como el control de velocidad de crucero adaptativo y asistente al mantenimiento de carril representan el primer paso hacia la automatización.

Son muchos los proyectos que las marcas tienen en marcha, pero destaca por encima de todos las acciones de Volvo, que junto a Uber y a la empresa de logística y transporte de Suecia, DFDS, ya ha puesto en marcha vehículos capaces de circular sin conductor y sin que haya personas dentro de los mismos. La firma sueca, conocida por la seguridad de sus productos, asegura que el coche autónomo reducirá considerablemente los accidentes de tráfico hasta convertirlos en simples recuerdos del pasado.

Por un lado, acaban de presentar el primer coche de producción listo para la conducción autónoma. Un proyecto basado en el SUV más grande de la marca, el Volvo XC90, el cual se lleva desarrollando mucho tiempo. Se trata de un coche autónomo que podría ser fabricado en serie con la tecnología de conducción automática de Uber, aunque por el momento es sólo un prototipo y no se tiene previsto que llegue a producción. El objetivo más próximo es añadir estos coches a la flota de Uber (se habla de miles de unidades) para completar sus servicios de movilidad.

Respecto al otro proyecto, el realizado junto a la empresa DFDS, se centra en el transporte de mercancías realizado por una tractora totalmente autónoma. Es tan automática, que ni siquiera cuenta con habitáculo para que puedan viajar ocupantes. Se trata de un camión con conducción autónoma de nivel 5, la máxima capacidad para circular sin personas a bordo. Se llama Vera y actualmente, ofrece servicios en el puerto de Gotemburgo, en Suecia, aunque son pruebas para completar su desarrollo y poder confirmar su efectividad. Además, cuenta con un motor eléctrico de 185 KW (unos 250 CV) y una autonomía de 300 kilómetros.

No Comments

Post a comment