El récord de consumo logrado en 1979: 0,08 litros cada 100 kilómetros

Comsumo

06 Jun El récord de consumo logrado en 1979: 0,08 litros cada 100 kilómetros

La industria del automóvil ha iniciado un camino que debería terminar con una movilidad carente de emisiones contaminantes. Las normativas irán marcando el camino, los fabricantes invertirán grandes cantidades de capital en el desarrollo de nuevas soluciones y los usuarios serán los responsables de validar, mediante la aceptación y compra, dichas soluciones.

No obstante la búsqueda de la reducción de la contaminación y de las soluciones que permitan ofrecer bajos consumos no es una tendencia actual, viene de lejos. Concretamente, la preocupación por los consumos se disparó durante la crisis del petróleo de la década de los 70. En aquel momento y con el problema de la escasez del petróleo en mente, los fabricantes comenzaron a diseñar propulsores y automóviles cada vez más eficientes. Incluso se hicieron populares competiciones de consumo, donde ganaba aquel que gastara menos.

Los coches comenzaron a ser más aerodinámicos y más ligeros. Al mismo tiempo, los motores empezaron a aprovechar mucho mejor el combustible, bajando consumos y a su vez, las emisiones. Fue cuando el motor diésel comenzó a tomar peso entre las marcas y algunos, como Audi, apostaron fuerte por este combustible. De hecho, el diésel y toda la evolución de esta tecnología es un proyecto casi por completo de origen alemán, con sus marcas locales muy volcadas en el desarrollo: BMW, Mercedes, Volkswagen… todos ellos son abanderados del diésel.

Consumo

A finales del Siglo XX estos fabricantes ya comenzaron a mostrar el potencial de los motores alimentados por gasóleo. Volkswagen, por ejemplo, desarrolló los Volkswagen Lupo 3L, que se vio acompañado del SEAT Arosa 3L (sólo se presentó un prototipo, nunca se comercializó) y del Audi A2 1.2 TDi. Coches que anunciaban un consumo de tres litros a los 100 kilómetros en el año 2000. Actualmente, gracias a soluciones como la hibridación o la inyección ‘common rail’ de altísima presión, se pueden ver homologaciones de 1,5 litros cada 100 kilómetros.

Sin embargo, todo esto queda en agua de borrajas cuando ves el récord que batió Mercedes en 1979 y que todavía, sigue imbatido. Por aquel entonces, con la crisis del petróleo todavía haciendo cierta presión, la marca desarrolló un vehículo extremadamente ligero, aerodinámico y eficiente: el Mercedes Sparmobil (se puede traducir como ‘coche ahorrador’). Su diseño era muy radical, totalmente enfocado a la eficiencia y montaba unas ruedas muy estrechas, una carrocería con forma de torpedo y un motor de un cilindro con 200 centímetros cúbicos y 0,7 KW de potencia (equivalente a cerca de 1 CV).

Las soluciones empleadas, su diseño y el motor, permitieron recorrer 1.284,13 kilómetros a 21 km/h con un solo litro de gasóleo. Hablamos de un consumo de 0,08 litros cada 100 kilómetros.

No Comments

Post a comment