Radar de tramo, ¿qué es y cómo funciona?

Radar de tramo

19 Sep Radar de tramo, ¿qué es y cómo funciona?

Los radares son el enemigo de los usuarios, o al menos así lo ven muchos. Sin embargo, su localización y empleo responde a diversos motivos desde la Dirección General de Tráfico. El objetivo es disuadir en un primer término y multar en un segundo, a todos aquellos que no cumplan con las normas. 

 

Su funcionamiento es sencillo, pero hay algunos radares que por su funcionamiento, causan ciertas dudas. Tal es el caso de los radares de tramo, que se colocan al inicio y al final de un determinado tramo de carretera para controlar la velocidad en la misma. 

 

Un radar de tramo no tiene mayores complicaciones, capta nuestro coche al inicio del tramo controlado, registrando la matrícula y anotando la hora de inicio de recorrido. Al finalizar dicho tramo controlado, otro radar capta nuestra llegada, comprueba la matrícula y los datos referentes a la misma y calcula el tiempo invertido en completar el recorrido. Si hemos tardado menos de lo estipulado, quiere decir que hemos ido más rápido de lo permitido y emitirá la consecuente denuncia. 

 

Pongamos un ejemplo muy sencillo. Afrontamos una carretera de 100 kilómetros limitado a 100 km/h, controlado por radares de tramo. El tiempo necesario para completar el recorrido es de una hora. Si al llegar al final del recorrido hemos tardado 45 minutos, quiere decir que hemos corrido y nos pondrán una multa. Pero ojo, esto un ejemplo, en realidad, los radares de tramo controlan la velocidad media y tienen en cuenta alguna variables y por tanto, no miden si recorres los 100 kilómetros a 100 km/h. Es posible ir un poco más rápido que lo permitido por las señales sin ser sancionados.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.