¿Es malo circular con el depósito en reserva?

circular-deposito-reserva

31 Ene ¿Es malo circular con el depósito en reserva?

¿Es malo circular con el depósito en reserva? Una de las típicas leyendas en torno a la automóvil que, básicamente, afirma que no deberíamos circular con el depósito en reserva porque será perjudicial para nuestro motor. Esta idea gira entorno a la acumulación de pequeñas partículas de suciedad y residuos que contienen el combustible y que se generan en el propio depósito del coche.

La creencia viene de lejos, de cuando los automóviles montaban depósitos de combustibles metálicos, los cuales se oxidaban y generaban más suciedad que pasaba con la gasolina al motor. Además, aquellos ‘coches viejos’ usaban unos filtros de combustible muy abiertos o, directamente, no disponían de él. Por tanto, la suma de todo esto daba como resultado posibles averías.

Sin embargo, los coches no usan depósitos metálicos desde hace muchos años, son de un material plástico especial que no se oxida y no genera residuos. Por otro lado, se ha evolucionado mucho en otros apartados como los filtros de combustible, con un tamiz mucho más fino, que limpia de forma notoria el combustible. De hecho, hay automóviles que usan más de un filtro de combustible. Los surtidores de las gasolineras también cuentan con sus propios filtros para limpiar el combustible cada vez que se reposta.

A parte de todo esto, hay un detalle que se debe sumar a la ecuación y es que el combustible es menos denso que el agua, permitiendo que los depósitos de suciedad sedimente y se quede al fondo del tanque. Circular en reserva no es peligroso, es más sencillo quedarnos tirados en carretera con el depósito vacío que provocar una avería. De hecho, resulta más sencillo taponar el tanque de combustible cuando arrancamos por primera vez el coche tras un tiempo parado en reserva que circulando, pues como hemos dicho, la suciedad sedimenta y cuando dejamos el coche aparcado, acaba en el fondo del depósito. Al arrancar el coche, la bomba de gasolina succiona combustible que arrastra consigo esos sedimentos y puede taponar el filtro.

Circular con el depósito en reserva de forma habitual, tiene como principal inconveniente, que nos obligará a cambiar más a menudo los filtros de combustible. Es posible que el motor se pare, pero no será por una avería del mismo, sino porque no llega combustible al estar los filtros taponados.

No Comments

Post a comment