Existen normas de tráfico muy extrañas en el mundo, ¿las conocías?

Normas de tráfico raras

06 Feb Existen normas de tráfico muy extrañas en el mundo, ¿las conocías?

Las normas no siempre son bien recibidas, hay quien se puede sentir ‘atado’ y con su libertad controlada. Pero no es menos cierto, que si no tuviéramos una serie de normas sería casi imposible una convivencia pacífica y agradable. El caso es que, en ocasiones, esas normas son, cuanto menos, raras. Muchas de ellas proceden de tiempos muy, muy lejanos y han sido olvidadas por completo, aunque todavía siguen siendo vigentes, pero otras son actuales y de obligado cumplimiento.

En España no tenemos normas de tráfico especialmente extrañas, suelen ser bastante coherentes en la mayoría de los casos, pero todavía hay gente que se extraña cuando le multan por llevar la matrícula sucia impidiendo su correcta visibilidad. Algo que, si lo pensamos detenidamente, tiene su lógica. No obstante, las normas de tráfico pueden ser muy, muy raras en algunas regiones del mundo, sobre todo en Estados Unidos.

Por ejemplo, en Minnesota podemos viajar con un gorila de copiloto, pero no así en las plazas traseras. En California, por otro lado, está prohibido tirarse del coche cuando este circula a 100 km/h o más y se prohíbe a las mujeres conducir en albornoz, en Georgia puedes escupir por la ventana si viajas en un camión, pero no desde un turismo convencional, mientras que en Alabama no puedes conducir con los ojos vendados. Aquí, en Alabama, encontramos otra normativa especialmente llamativa: puedes conducir en dirección contraria si llevas una linterna encendida en la parte delantera del coche… además, el Florida, si dejas tu elefante atado a un parquímetro estás obligado a pagar el estacionamiento como cualquier vehículo.

Si cruzamos el Atlántico y nos volvemos a Europa, tenemos normas igualmente llamativas. En Dinamarca, por ejemplo, es obligatorio mirar debajo del coche antes de iniciar la marcha para comprobar que no hay nadie. Francia obliga a sus ciudadanos a llevar un alcoholímetro en el coche, mientras que en Alemania hacer un gesto obsceno al volante supone la pérdida de nada menos que cinco puntos del carnet.

Un poco más allá. en Rusia, no puede conducir con el coche sucio y en Japón no está permitido conducir bajo los efectos del alcohol, como en cualquier otro lugar, pero si vas de copiloto con un conductor ebrio también serás multado. Como norma curiosa también podemos remarcar que, en los Emiratos Árabes, los camellos siempre tienen preferencia de paso.

Muchas normas de tráfico son lógicas, ¿a quién se le ocurriría conducir con los ojos vendados? Pero si hay una ley que lo prohíbe será por algo. Es algo así como las instrucciones de un microondas, que indican claramente que no se pueden meter animales o las de cualquier aparato eléctrico, que recomienda mirar que el electrodoméstico esté conectado a la corriente si no funciona… sin embargo, no está de más conocer alguna de ellas por si alguna vez, queramos visitar esas regiones.

No Comments

Post A Comment