El SEAT 124 Sport cumple 50 años. He aquí nuestro homenaje

SEAT 124 Sport

17 Oct El SEAT 124 Sport cumple 50 años. He aquí nuestro homenaje

SEAT, para la enorme mayoría de personas, es una ‘simple’ marca de coches. Sin embargo, SEAT fue un bálsamo para un país que todavía sufría los efectos de una catastrófica Guerra Civil. Fue un proyecto del extinto Instituto Nacional de Industria (INI) y tenía como objetivo motorizar a los españoles con un producto nacional y de precio asequible.

Aquello ocurrió en 1950, pero sólo 20 años después, SEAT dominaba el mercado nacional copando más de la mitad de las ventas y con listas de espera que superaban el año. Todo gracias a coches como el SEAT 600 o el SEAT 850, aunque no fue hasta la llegada del SEAT 124 en 1968, cuando realmente se ofreció un coche para la creciente sociedad media.

SEAT 124 Sport

Dicho modelo, un sedán de tamaño considerable para quien venía de un 600, era todo lo que deseaba un español medio: tenía un diseño distinguido, un motor potente y mucho espacio interior. Pero todo pasó a un segundo plano, al menos en parte, cuando la marca española presentó una versión sobre este mismo modelo que, rápidamente, se convirtió en el sueño de muchos conductores españoles: el SEAT 124 Sport. Un coqueto coupé basado que era, sencillamente, la versión española del FIAT 124 Sport y que se colocó como uno de los modelos de producción nacional más potentes a la venta.

No había casi nada similar en la España de aquellos años, lo que constrata enormemente con la oferta actual incluso de la propia SEAT, que con modelos como el SEAT León ha logrado récords en circuito y puede llegar a potencias de hasta 310 CV. Son, exactamente, 200 caballos más que aquel bello coupé lanzado ahora 50 años. Pero claro, ahora las cosas son muy diferentes a las de entonces y las comparaciones apenas sirven para mostrar cómo ha evolucionado nuestro mercado y nuestras preferencias.

seat_124_sport_1800

El SEAT 124 Sport, con el motor 1.6 de 110 CV de la primera serie, fue famoso, entre otras cosas, por haber sido elegido por el ilustre Félix Rodríguez de la Fuente, uno de los naturalistas y divulgadores más conocidos de España por sus documentales que, incluso hoy, siguen siendo referencia gracias a la serie ‘El hombre y la Tierra’.

Se fabricó desde 1969 hasta 1972, momento en el cual, tras alrededor de 10.000 unidades, se presentó el SEAT 124 Sport 1800. Era más potente, lucía un diseño diferente y más agresivo, pero apenas variaba en el resto de elemento y se volvió un poco más burgués, menos deportivo. Sin embargo, llegó a matricular 15.000 unidades hasta 1975, cuando se detuvo su producción.

Para los conductores españoles, acostumbrados a modelos como el SEAT 850, el Renault 8 o el Citroën 2CV, que se fabricaba en Vigo desde 1959, el SEAT 124 Sport supuso el acceso a un coche realmente prestacional por un precio accesible a muchos usuarios. Costaba como cuatro SEAT 600, pero era bastante menos de lo que pedían por el genial Alpine A110 de FASA-Renault y no era tan radical. Entró de lleno en la historia de SEAT y les permitió enfrentarse a coches europeos como el Lancia Fulvia.

No Comments

Post a comment