Categorías
Sin categoría

¿Cómo limpiar el coche sin dañar la pintura?

¿A quien no le gusta llevar el coche limpio? No hay nada como hacer que el coche destaque y siempre parezca nuevo, ¿verdad? Pero limpiarlo es un tanto aburrido y monótono, provocando que termine pasando por los típicos rodillos de gasolinera que al final, terminan marcando la pintura con diversos y minúsculos arañazos.

 

Por otra parte, cuando nos decidimos a realizar bien las cosas, siempre ocurre algo que nos hace la tarea más pesada como marcas al secar, que no se quiten bien las manchas, que se noten los típicos restregones al pasar la bayeta… pues sigue leyendo que quizá te venga bien todo lo que te vamos a contar.

 

vender mi coche en yamovil

No uses ningún producto abrasivo para lavar el coche. Algunas esponjas por ejemplo, pueden ser perjudiciales para la pintura aunque parezcan ‘blanditas y suaves’. Si se ve abrasivo, probablemente lo es así que cuidado con usar cualquier esponja. Comprar una esponja que esté diseñada para el lavado de superficies pintadas si lo crees conveniente, pero podrías usar cualquiera de aspecto suave (y que lo sea).

 

No utilices detergente para lavavajillas, este tipo de jabón puede dañar la pintura a largo plazo. En cualquier supermercado puedes encontrar champú para carrocería por un precio irrisorio y como son productos que vienen en botes grandes y muchas vendes, concentrado, tendras jabon para muchos lavados.

vender mi coche en yamovil

 

Hay que tener dos trapos, para las ruedas y para la pintura del coche. El polvo producido por las pastillas de freno pueden ser muy difícil de sacar en algunas ocasiones y destroza la pintura al ser muy abrasivo. Si has usado un trapo para las ruedas, ni de lejos lo uses para la carrocería.

 

Primero lavar las ruedas. Es la parte más difícil de lavar ya que suelen ser la parte más sucia de todo el coche y es posible que tras lavar todo, tengas muy pocas ganas de ponerte a frotar ‘eso’. Puedes usar productos antigrasa como KH7 o similares o bien comprar un limpia llantas y antes de comenzar con nada, aplicarlo a las ruedas y dejarlo que actúe mientras limpiamos el resto. Ojo, hay productos que pueden dañar el esmalte de las llantas y el brillo que traen de fabrica.

 

Siempre debemos empezar empezar por la parte superior, es decir, por el techo. Hay que usar mucho agua para retirar las posibles motas de polvo o cualquier otra cosa que pueda arañar el coche y luego, enjabonar. El hecho de empezar por el techo es que la suciedad caerá luego sobre todo lo que hayamos lavado con anterioridad, pero si empezamos por arriba, ese mismo agua con jabón, aunque sucia, irá retirando algunas porquerías y luego será algo más sencillo y no tendremos que lavar dos veces.

 

Trata de lavar el coche en una zona de sombra, ya que si no aclaras el coche lo suficientemente rápido, se puede quemar el jabón en la pintura de este.

 

Secar el vehículo Hay productos parecidos a los que usan los limpia ventanas para retirar el agua de la carrocería y luego, con una gamuza, terminamos de secar. Debe ser específica para no arañar la carrocería como de microfibra. Es una manera efectiva de secar el coche sin que queden restos visibles de gotas o cal.