Lunas tintadas, ¿qué ventajas e inconvenientes tienen?

lunas-tintadas-cirstalbox

28 Feb Lunas tintadas, ¿qué ventajas e inconvenientes tienen?

Aunque pensemos que los cristales de nuestros coches son totalmente transparentes, en realidad, no lo son. Todas las lunas de vidrio instaladas en los vehículos tienen un ligero tintado, que ayuda a mitigar el efecto de los rayos del sol, sobre todo los ultravioleta. Apenas se puede apreciar a simple vista, son muy ligeros, pero en alguna ocasión se pueden ver en la parte superior de la luneta delantera a modo de visera.

Los cristales sólo se pueden tintar durante el proceso de fabricación de la luneta, nunca posteriormente. Por eso, definiría como ‘lunas tintadas’ aquellas que se oscurecen a posteriori no es del todo correcto, ya que se trata de una lámina de material plástico que se adhiere al cristal. En España, salvo excepciones especiales, no se pueden oscurecer el parabrisas ni las ventanillas de las puertas delanteras. Únicamente se puede oscurecer las traseras.

Adquirir un vehículo con los cristales oscuros o instalar unas láminas posteriormente, tienen sus ventajas, pero también sus inconvenientes. No se hace simplemente por estética, aunque sea uno de los principales motivos, también tiene una función que puede ser interesante al algunos casos. El motivo principal es, precisamente, el que hemos mencionado anteriormente: ayudar a filtrar los rayos solares y que el habitáculo no se caliente en exceso. pero existen otros que no está de más conocer.

Por ejemplo, los cristales oscuros ofrecen una mayor intimidad al dificultar la visión del interior del vehículo. Puede ofrecer un plus de seguridad en caso de rotura del vidrio, ya que los cristales traseros son templados y no laminados como el parabrisas, y en caso de rotura se astillan en cientos de trocitos pequeños (es así por ley, para evitar que se conviertan en cuchillas). Instalar unas láminas logra mantener esas pequeñas astillas pegadas y no se esparcen por el habitáculo y por tanto, no llegar a contactar con sus ocupantes. Los más pequeños de la casa también agradecerán las láminas solares, pues se encuentran algo más expuestos a los rayos del sol.

No obstante, las láminas solares deben ser instaladas por talleres especializados, ya que tienen acceso a material de elevada calidad y además, homologados. No se pueden instalar láminas no homologadas y tienen un límite en la tonalidad. Los tintados de serie son mucho mejores al no ser una lámina, que se estropea con el tiempo y se puede llegar a desprender (sobre todo si son de mala calidad).

También debemos tener en cuenta que cuanto más oscuros sean los cristales, menos visibilidad tendremos. Al mismo tiempo, es posible que cuando queramos vender el coche nos encontremos con alguna dificultad, ya que no gusta a todos los conductores.

No Comments

Post A Comment