Categorías
Coches baratos Consejos para comprar coches

Comprar un coche de segunda mano, con esta guía

Comprar un coche de segunda mano, una decisión que tiene muchas ventajas, debido a que el precio que pagarás por él es menor al de comprar un vehículo nuevo, pero tienes que prestar especial atención a los detalles para comprobar que todo está en orden.

Desde YAMOVIL, hemos hecho una pequeña guía con una serie de consejos prácticos para realizar en caso de que quieras comprar un coche de segunda mano.

Qué necesitas saber antes de la compra

Antes de decidirte a comprar un coche es conveniente que realices un pequeño cuestionario sobre el uso y lo que esperas hacer con el coche en cuestión. Una de las cuestiones más importantes es saber más o menos el uso que le vas a dar al coche, los kilómetros al año estimados, si vas a usarlo en ciudad o en el campo, el consumo… Una vez que tienes claro estos detalles puedes pasar a la parte más específica como la marca, modelo o tipo de coche.

 Como saber precio coche usado

Comprar coche de segunda mano a un particular o una empresa

A la hora de comprar un coche de segunda mano podemos comprarlo mediante particular o concesionario de segunda mano y ocasión. Normalmente, cuando adquieres el vehículo en un concesionario o red de distribución especializada tienes una serie de ventajas, como la garantía de compra ante cualquier problema o vicio oculto que presente el coche, sin embargo si la compra se hace entre particulares es más difícil reclamar en el caso de que hubiera algún desperfecto después de comprar el coche.

Inspección exhaustiva del exterior e interior

Recuerda que hacer un reconocimiento visual de los elementos tanto exteriores como interiores del vehículo puede ahorrarte algún que otro disgusto o desembolso.

Para un examen a conciencia de la parte exterior del vehículo deberás observar la parte delantera , donde se encuentran elementos como los faros, la junta entre el parabrisas y el techo o posibles desperfectos en la pintura. Fíjate en el lateral del coche y presta mucha atención a las puertas, cierra y abre las mismas y comprueba el correcto funcionamiento, las bisagras son otro punto clave, así como el estado de las gomas de plástico. Cualquier elemento que no este en perfecto estado puedes usarlo para conseguir una rebaja en el precio  del coche.

Una vez que hemos comprobado la parte delantera y lateral del coche, pasamos a inspeccionar la parte trasera, por lo general, el maletero es una zona en la que se pueden detectar problemas. Hay que fijarse en no encontrar soldaduras en la zona de repuesto, es conveniente levantar la moqueta y las gomas que hay en la zona para saber si han repintado el coche.

Una vez que estamos seguros de que el exterior del coche cumple con nuestros requisitos podemos pasar al interior del mismo. Descarta la compra si se enciende algún testigo o compruebas algún fallo en el cuadro de mandos, el aire acondicionado, las luces, los intermitentes, calefacción… todos estos elementos deben funcionar perfectamente, además, si notas algún tipo de olor extraño en el interior no es buena señal.

Inspección mecánica

Durante las inspecciones mecánicas encontramos aquellos defectos y fallos que no se pueden ver a simple vista. Normalmente, estos fallos mecánicos suelen estar cubiertos por seguros especiales para coches de segunda mano.Los fallos mecánicos son más difíciles de detectar a simple vista. Por suerte, ahora hay seguros que cubren fallos mecánicos en coches de segunda mano.

 Nueva ITV

Los papeles del coche, ¿Están en regla?

Llegados a este punto, es muy interesante pedir un informe extendido a la DGT, donde puedes comprobar si el coche tiene algún embargo, si el coche ha sido importado y algunos datos más de interés.

Asegúrate al máximo y comprueba que el número de matrícula coincide con el número de bastidor, de no ser así, lo mas seguro es que se trate de un vehículo robado.

Ten mucho cuidado con las compras de coches en el extranjero

Muchas veces no encontramos con el caso de anuncios de coches que están en el extranjero, y en los que el anunciante pide una cantidad económica en concepto de reserva por el coche. Si el vehículo está en el extranjero no te intereses por él.

No olvides probar antes de comprar

Si el vehículo en el que estás interesado cumple todos estos requisitos, solo queda probar el coche, con este pequeño test podrás comprobar el estado del motor, las marchas, frenos o amortiguadores, intenta buscar sonidos extraños e intenta probar a circular en un tramo en el que haya ciudad y carretera, para poder probar todas las marchas, incluida la marcha atrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *