Categorías
Vehículos eficientes

Todo lo que no sabías sobre los híbridos

Coches hibridos

¿Qué es un coche híbrido? ¿Cómo funciona? ¿En qué se diferencian de los eléctricos?

Los coches híbridos son un modelo de vehículo que apareció en el mercado mayoritariamente en el siglo XXI, pero cuya idea ya fue empleada por primera vez a finales del siglo XIX.

El apellido “híbrido” nos da una pista sobre qué diferencia la configuración de un automóvil híbrido de uno convencional: son coches diseñados con dos motores, uno de gasolina y otro eléctrico.

Es la unión de ambos lo que consigue una evolución más limpia y potente. El motor de gasolina quema el combustible para obtener la energía que se desprende del mismo y emplearla en el movimiento del vehículo. Es decir, es unidireccional.

vender mi coche en yamovil

Mientras tanto, el motor eléctrico emplea la energía almacenada en la batería para dar potencia al coche, y recupera esta energía cinética con la fuerza que se desprende en cada frenada, guardándose de nuevo en la batería y haciéndola disponible para su próximo uso. Se puede decir, por tanto; que se trata de un motor bidireccional.

El coche híbrido se diferencia del convencional en el empleo adicional de un motor eléctrico; y del coche eléctrico en el uso de las más que conocidas ventajas de un motor gasolina.

¿Son fiables?

Los coches híbridos combinan lo mejor del motor gasolina y del motor eléctrico, y, por lo tanto, se les puede considerar una mezcla de ambos. Ahora bien, son muchas las personas que se realizan esta pregunta: ¿realmente es una idea que puede salir bien?

vender mi coche en yamovil

La verdad es que sí, ya que, al ser vehículos más eficientes en la consecución y utilización de energía, su depreciación es más baja. Todo va acompañado. 

Además, la mayoría de vehículos híbridos son de reciente fabricación, por lo que los sistemas que lo integran son los más novedosos que la I+D haya permitido conseguir, y por ello más fiables.

¿Cuáles son sus ventajas?

La primera ventaja que aporta un coche híbrido ya ha sido mencionada un par de veces: la eficiencia. Y es que, la adición de la parte eléctrica es un gran cambio diferenciador. Es bien sabido que el motor de gasolina desperdicia una gran cantidad de energía, mientras que el eléctrico la aprovecha en casi su totalidad.

También es reseñable que el consumo de combustible es menor. Cuando el vehículo está frenando, o no se está pisando el acelerador (por ejemplo, en una cuesta abajo), el motor eléctrico recupera energía que utilizará posteriormente al acelerar, momento en el que se unirán ambas energías y, por tanto, se necesitará un menor porcentaje de gasolina durante dicha aceleración (logrando incluso impulso extra en ciertas ocasiones).

Además, no te tendrás que preocupar por las restricciones que los gobiernos nacionales y regionales están aplicando a la utilización de ciertos vehículos. Madrid, Barcelona, y ya casi cualquier ciudad ha limitado el uso en zonas céntricas de vehículos contaminantes. Sin embargo, un coche híbrido será bienvenido sin ninguna objeción. 

Tipos de híbridos

Al igual que ocurre con cualquier otro modelo de automóvil, existen diferentes tipos de híbridos en el mercado. Cada uno puede realizar su propia agrupación (con enchufe o sin enchufe, poca o mucha utilización del motor eléctrico…), sin embargo; lo más común y extendido es clasificarlos en función de cómo aprovechan la energía eléctrica (cómo circula en el interior del vehículo).

En primer lugar, encontramos el “híbrido serie”. Este tipo de vehículo está formado por un gran motor eléctrico y uno más pequeño de gasolina. Es el primero el que aporta energía al coche, y el segundo el que va aumentando la autonomía del primero.

En segundo lugar, se puede hablar del “híbrido paralelo”. Es el más sencillo, puesto que son ambos motores los que proporcionan energía simultáneamente y sin distinciones.

En tercer y último lugar, está el “híbrido serie-paralelo”. La energía eléctrica fluye de ambas formas, provocando que se emplee lo que más le convenga al vehículo en cada situación.

¿Ahorrarás comprando un híbrido?

Sí, sí, y tres veces sí. Primero, porque tú ahorrarás cada vez que vayas a repostar, ya que, acostumbrado a los consumos de vehículos gasolina, quedarás realmente sorprendido con el consumo de un coche híbrido. Incluso a lo mejor crees que la aguja que mide la gasolina se ha estropeado…

Segundo, porque ahorrarás en tiempo de desplazamiento (algo cada vez más valioso en nuestros días). Te darás cuenta rápidamente cuando tu amigo te pida ir en tu coche porque con el suyo no puede ir al centro.

Quizá te interese

  • Coches de segunda mano
  • Coches de km0
  • Ofertas de coches
  • Ofertas
  • Vender mi coche
  • Furgonetas de ocasión
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *