Categorías
Consejos para comprar coches

¿Es mejor comprar un coche nuevo o de segunda mano?

Vamos a afrontar y a intentar analizar una pregunta típica, cuando nos enfrentamos a la compra de un coche. Una pregunta que se hace mucha gente, mientras otras tantas personas ni siquiera se la plantean aunque pueda parecer mentira: ¿es mejor comprar un coche nuevo o de segunda mano? Seguro que alguna vez te has visto frente a esta cuestión, ya sea por temas personales o de allegados que están en proceso de comprarse un coche.

En España, un país donde el automóvil se considera poco más que una herramienta para el transporte, los coches más vendidos son los de segunda mano. Por cada coche nuevo que se matricula en nuestro país, se venden dos coches usados aproximadamente y ahora, después de lo ocurrido en 2020, se venden todavía más coches de segunda mano. La gente ha cogido miedo a las aglomeraciones y el transporte público supone estar en un lugar cerrado con mucha gente y durante mucho tiempo, lo que supone un riesgo para determinadas personas.

Lógicamente, si tomamos todas las medidas sanitarias necesarias, no pasará nada y podremos usar el transporte público sin miedo, pero la libertad y las posibilidades que ofrece un vehículo privado no se puede igualar con el transporte público. El problema radica que un coche es una compra cara y no siempre podemos acceder al que más nos gusta, sino al que más se adapta a nuestro presupuesto. De todas formas, si estás buscando coche, sea por el motivo que sea y te preguntas entre coche nuevo y coche de segunda mano.

vender mi coche en yamovil

Comprar coche de segunda mano, ¿merece la pena?

Mejor coche de segunda mano

¿Compro un coche de segunda mano? ¿Lo compro a un profesional o a un particular? Vamos a ir por partes para que no se quede ningún punto por el camino, pudiendo ofrecer una base de información que sea útil para todos los que estéis en busca de un nuevo coche, que no por cierto, no tiene por qué ser nuevo.

El hecho de comprar un coche es un proceso lento y un poco tedioso, sobre todo si eres de los que quieren ver todos los coches en vivo y no en foto. Si explotamos las posibilidades de Internet, es posible reducir la selección de candidatos a un puñado que no nos lleva mucho tiempo ir a conocer. Lo primero que debemos hacer, además de elegir aquellos vehículos que más nos gusten, es elegir a quien le vamos a comprar el coche. Es una parte vital de los coches de segunda mano, a quien se lo compramos.

Optar por un coche de ocasión tiene la ventaja del precio y no sólo porque sean más baratos, sino porque tenemos mucho más donde elegir por el mismo dinero. Otro punto importante es un coche de segunda mano es la depreciación, es decir, el valor que pierde con el tiempo, que es bastante menos que si fuera nuevo. También se tiene la ventaja de evitar los fallos de fábrica, que obligan a llevar el coche al servicio técnico y es una molestia. También evitamos pequeños fallos que suelen tener los coches nuevos y además, nos olvidamos totalmente de realizar el rodaje.

vender mi coche en yamovil
Mejor comprar coche nuevo o coche de segunda mano

No obstante, todas estas ventajas se pueden ir al traste si no elegimos bien donde vamos a comprar coche de segunda mano. ¿Compramos a un particular o compramos a un profesional? Esta sea, quizá, la parte más importante de todas, pues luego si hubiera problemas podríamos estar totalmente indefensos. Así, por tanto, comprar a un particular podría ser una opción para determinados modelos que ya no se encuentran en los concesionarios compra-venta. Esto suele ocurrir con coches muy específicos y raros o con muchos años. Sin embargo, tenemos un inconveniente: la garantía.

Comprar coche de ocasión a un profesional suele ser la mejor opción en la enorme mayoría de los casos. Se trata de una empresa que tiene que rendir cuentas ante el Estado, presentar documentación cada cierto tiempo, debería tener profesionales expertos en el sector trabajando en plantilla (aunque en algunos no sea el caso) y además, por ley, están obligados a ofrecer garantía de 12 meses. Esta garantía es una red de seguridad que aumenta el valor de un coche de segunda mano comprado a un profesional, porque la empresas se cerciorará del buen estado del vehículo y eso supone una revisión completa del mismo. Algo que no hará ningún particular cuando nos venda su coche usado.

Comprar coche nuevo. ¿Qué sea nuevo quiere decir que es mejor?

coches de segunda mano

Ya hemos visto que los coches de segunda mano tienen sus ventajas y su interés, que haya sido usado por otra persona no quiere decir que sea una mala opción, ni mucho menos, pero no se puede comprar el primer coche que se vea. De todas formas, ocurre algo similar con los coches nuevos, no puedes comprarte el primero que veas porque es posible que en el pueblo de al lado te hagan mejor precio. Es lo que tiene ser una concesión, una franquicia y no un establecimiento directamente controlado por la marca.

Pero dejemos esto de lado y vayamos a lo importante, ¿es mejor comprar un coche nuevo o un coche de segunda mano? Ya hemos visto que los coches de segunda mano tienen muchas ventajas, pero, ¿y los nuevos? Obviamente, la mejor ventaja es esa, que son nuevos y nadie antes que nosotros lo ha conducido, algo que muchos usuarios valoran por encima de otras cosas. No obstante, los coches nuevos tienen un inconveniente serio en la depreciación, que cae en picado durante los primeros años de vida del coche.

Se dice, por poner un ejemplo, que en el momento de poner las placas de matrícula en el coche, se pierde un 5% y en el momento de pisar el asfalto otro 5%. Y eso habiendo recorrido apenas unos metros. Durante los primeros cinco años de vida, el coche pierde más de un 50% de su valor, algo que no ocurre con los coches de segunda mano. A esto debemos sumar situaciones que suelen ocurrir con muchos coches nuevos, más de los que se puede llegar a pensar: pequeñas y tontas averías.

coches usados

Por ejemplo, es muy común que durante los primeros meses e incluso años (según la marca), los elevalunas se averíen y haya que cambiar algo del sistema. En otras ocasiones puede fallar un soporte de alguna moldura, el mando a distancia, el navegador… de hecho, es muy común que un coche nueva acuda en alguna ocasión al taller para solucionar lo que se llama “problemas de juventud”. Además, debemos añadir la primera revisión, que se hace muy, muy pronto y suele ser cara, porque revisar todo el coche, cambian aceite y filtro e incluso reaprietan tornillería si fuera necesario.

Los coches nuevos nos gustan a todos, sobre todo el olor que tienen algunos y que según la marca, dura un suspiro. Pero como inversión, es nefasto a no ser que sea un coche de muy alta gama, algo así como un Ferrari o un Rolls-Royce. Además, tal y como están las cosas con las normativas, comprar un coche nuevo no interesa porque, habiendo gastado una elevada suma de dinero en un coche de última generación, podríamos vernos sin poder circular por determinadas zonas. Una pérdida total de la inversión, que sería mucho menor con un coche de segunda mano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *